News:

Se buscan dueños de obras de arte - Owners of artworks sought

1970
1945
Connectas 23 March 2016

El heredero de una familia que sufrió el robo de arte por parte de los nazis vivía refugiado en Ecuador.

A finales de 1945, el gobierno militar en Munich lanzó un aviso por radio para buscar a víctimas del expolio nazi. Fransiska Ebert escuchó el mensaje y el 7 de noviembre de aquel año envió una carta a la Sección de Bellas Artes.

Fransiska conocía a algunas de las personas que el gobierno de Munich buscaba. Se trataba de los dueños de una antigua fábrica de papel de la familia Neustatter. Ella había sido la última secretaria de la empresa, por lo que sabía que el señor Albert Neustatter era dueño de una casa en la calle Horschelerstr, donde se guardaban muchas pinturas al óleo.

La antigua secretaria informó que en noviembre de 1938, Albert Neustatter, su hijo Rupprecht y su hermano Eugen fueron deportados al campo de concentración de Dachau. Albert murió ocho días después, pero su hermano y su hijo lograron salir con vida. Ver documento.

El último contacto que Fransiska tuvo con Rupprecht fue en diciembre de 1938, antes de que ella dejara Munich para irse a vivir a Mühldorf. Hasta ese momento el hijo de Albert Neustatter vivía frente al estadio de la ciudad, en un edificio nuevo.

“Tal vez le sirva la afirmación de que un hijo de Mr. Eugen Neustatter, Hans, vivía en Quito (Ecuador), antes de la guerra. Esto podría ser de utilidad para usted. Me alegraré si pudiera devolver los objetos de arte a sus dueños y estoy a su disposición para más información”, se lee en la carta que hace parte de los archivos desclasificados del ‘Ardelia Hall Collection’, consultados para esta investigación periodística. Los documentos, sin embargo, no precisan si el heredero que residía en Ecuador logró recuperar las preciadas piezas de arte que le habían quitado a su familia. Ver documento.

También residente en Ecuador, Anette Kraszna peleó ante las autoridades militares la restitución de dos casas y de varias piezas de arte que los nazis le habían arrebatado en Austria, durante la Segunda Guerra Mundial.

En un expediente fechado en 1949, el abogado austriaco Alfred Jndra se presentó como representante de Anette, quien tenía su domicilio en Guayaquil. Luego de tres meses de litigio, logró la reintegración parcial de sus bienes. Ver documento.

Residente en Ecuador, Anette Kraszna peleó ante las autoridades militares la restitución de dos casas y de varias piezas de arte que los nazis le arrebataron en Austria, durante la Segunda Guerra.

Otro caso que involucró a Ecuador fue el de un tal ‘Dr. Trekn’, que los servicios de espionaje de Estados Unidos identificaban como embajador de Checoslovaquia en el país suramericano. En una carta interceptada, fechada el 27 de abril de 1943, los espías mencionan que el diplomático “residente de Ecuador” intentó vender en Nueva York (Estados Unidos) una valiosa pintura traída de Europa, a través de un escultor.

http://connectas.org/arte-robado-por-los-nazis/se-buscan-due%C3%B1os-de-obras-de-arte.html
© website copyright Central Registry 2019